Imagen
0

Pintura en tela – Café para dos

¿Que tal tod@s? seguro que disfrutando de las vacaciones de Semana Santa, pasadas por agua pero vacaciones al fin y al cabo.

Como yo me he quedado en casa voy a contaros algunas cosillas más .

Ya os comenté que no llevo demasiado tiempo embarcada en esta historia de la manualidades, pero me gusta compartir todo lo que sé, así que cualquier pregunta o  comentario que tengáis sobre los trabajos no dudéis en hacerlo, os responderé gustosa.

Vamos al lio…

Mantel para té

Este mantel lo realicé en el curso de monitora. Está pintado sobre tela de algodón con pinturas acrílicas para tela.

Os explico el proceso. Primero debemos lavar la tela para quitar el apresto que lleve y aseguramos así que la pintura se fija debidamente. Una vez trasferido el diseño al mantel ( con calca amarillo), colocamos sobre una madera un poco de papel absorbente, lo fijamos con cinta adhesiva y ponemos el mantel encima de este. Cogemos una bolsa de plástico metemos dentro la madera y el mantel, abrimos un agujero en la bolsa unicamente la zona que vayamos a pintar, de este modo preservamos limpio el resto de la tela, ya sabéis que si cae pintura en cualquier otra zona… problema, ya nos toca hacer cualquier florecilla, hoja o lo que sea para tapar la mancha.

Empezaremos con los tonos más claros de base e iremos aplicando color poco a poco. En la pintura en tela es muy difícil bajar el tono cuando hemos dado un oscuro, así que, pecar de poco, además si echáis mucha cantidad de pintura, el dibujo queda como si estuviese plastificado. Las zonas de brillo mantenemos el color de base. Iremos dando forma a dibujo, en este caso a las peras con pinceladas redondeadas, así conseguimos el volumen, por supuesto con las zonas de brillo y oscuridad.
Las hojas exactamente igual que las frutas, tenéis que tener en cuenta hacia donde se dirigen las nervaduras y dar la pincelada en ese sentido. Del mismo modo el envés de la hoja debéis ponerle más oscuro.

Una vez acabado ya sabéis hay que fijar la pintura, dejamos el mantel varios días para que se seque bien. Lo plancharemos entre dos trapos limpios, por el revés y con la plancha sin vapor y muy suave. Yo lo suelo dejar algún día más después de planchado y ya lo puedes lavar a mano y con cuidado.

Las peras bien maduritas y lista para comer.

Animaros y que os tiren flores cuando sirváis el café en las reuniones de amig@s o  familiares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s